jueves, 19 de julio de 2018

AL MOSQUITO

Música revoltosa en el despertar de la sombra,
lo negro vence a la luz dorada del cielo,
entre el calor y el miedo, un zumbido suena.

Loco animal sin cerebro que al mío extorsiona
sin delito cometido, cuando en mitad de la madrugada
 descompone mi vida al resurgir el alba.

Insecto despiadado de aguijón certero,
envenenador de mi sangre, dejando huellas
como corona de tu triunfo y señal perfecta,
 en maldad de estío, que por ti soy poseída.

domingo, 28 de enero de 2018

Cierro.


Cierro las ventanas al invierno
cuando mis pies quiebran,
paso a paso, las chispas de lluvia
que van cayendo monótonas
sobre el asfalto en una tarde
de nubes blancas que se deslizan
al trasluz de los cristales del agua.

Cierro las ventanas
cuando la lluvia va cambiando
el color sobre mis árboles
y así, poco a poco, va cayendo
el día y resuena mi voz
en el albor de las gotas del agua.

Cierro
despacio porque la vida
se vuelve apacible
mirando las esporas de una flor

en la blancura de una quimera de agua.

domingo, 14 de enero de 2018

HAIKU

Dentro del nido,
el gorrión se refugia

de la tormenta.

sábado, 13 de enero de 2018

GALIMATÍAS ANALÓGICOS

Con mi mano,
unida a la tuya
en ese efecto de la onda en el agua
vuelven a renacer,
como hace siempre,
el amor Karma.

Contigo
me abraso en las fuentes del infierno.
la quemadura grave
de la pasión en la humedad de los ojos,
del dibujo de tu figura en la sombra
de las enigmáticas galimatías análogicas
de tus colores.

Yuxtapuestos encontronazos,
esquivas veredas,
discontinuas líneas,
unidas en el mapa del aire,
de los éxtasis,
de los trazos de tu quebranto.

Máscara encubierta,
en el fango de tu locura,
en ese huso de tus piernas,
en la parte final de tu cuerpo
al levantarme con tu sexo
en la entrega del deseo.

El silencio del viento
grita tu nombre
moldeando tu cabeza
hasta la pendiente de tus senos,
donde regurgitan
 alientos nauseabundos
de menta y hielo
en la belleza del averno.

Pensamientos vetados
en espacio y tiempo,
incubando ideas de desasosiego,
vagabundo perdido
dentro de si mismo
perdiendo sueños
ahogados en el mar del desespero
donde un ángel recoge,
la esperanza de la siembra,
sin la penumbra en tu puerta.

TUS SUSPIROS SIEMPRE FUERON MÍOS
Finalista premio LETRAS DEL PARNASO....Cartagena 2014

HAIKU

En la cascada
vuela alegre el jilguero
junto a la lluvia

domingo, 10 de diciembre de 2017

El té....a mis tres amigas

A Conchi Calle, María José y  Marí Carmen Tenllado.


En el agua de vida que bulle en el cazo
deposito las hojas de mi té preferido
y el contenido de la pequeña olla
cambia el color del líquido y lo degusto
con esa mezcla que luego remuevo
con mi cucharilla y el azúcar blanco.
El marrón de la infusión caliente,
es perfecta mezcla que llena huecos
en un cuerpo que a veces, es harapo.

Hace revivir esta mixtura cada arroyo
que nutre a mi corazón lleno de afecto.
El aroma del té, en mi, es aire contenido
de semblanzas y recuerdos en pensamientos,
confidencias y en silencios callados
-bajo secreto de confesión como si fuese
la extremaunción última del desahuciado-
o risas que se suben por las paredes
como el escalador en su montaña.


En la calidez del té y sus distintas fragancias,
como la mezcla de la canela o del azahar
o la menta -que son frescas en el campo-,
con ellas siento ser la primera persona
de un plural contenido sobre nubarrones
y soles estando al borde del camino
y nos recogemos con las manos abiertas
sin encender luces ni dejando señales
de humo en un fuego de hogar gestadas.

Con ellas solo con ellas,mis amigas,
me siento libre
sorbiendo poco a poco una taza de té.



domingo, 8 de octubre de 2017

Octubre.

Tal vez, Octubre entre como el movimiento fuerte y concéntrico  en la entrada de la cucharilla en la taza de café. Poco a poco, la fuerza de nuestra mano se va suavizando y ese círculo en el líquido se hace débil y dependiendo de la forma de azucararlo tendrá un gusto dulce o mentiroso.

Así entra el Otoño, hiriendo como un San Jorge e ir acabando como las divinas palabras de   ¨Hágase en mi tu voluntad” como una  aceptación al cambio.

Octubre, quizás  sea la nostalgia del alma, la hoja caída (o un pelo menos en la cabeza), la tibieza fría de una brisa, la sumisión del Verano a la Luna.


Se irá Octubre tal y como vino….como mes intermedio entre estaciones y letargos.